Mezcla de antiguo y moderno en Johannesburgo

Después de unos días de parón, volvemos a la carga con las pilas cargadas y algunos cambios en el diseño del blog.
Todavía faltan mil cosas, pero por falta de tiempo debo ir poco a poco y con más calma. La idea era que hoy estuviera todo listo para enseñároslo, pero no ha podido ser y no quería pasar más días sin vosotros. Así que he vuelto!!
Empezamos el mes de julio en Johannesburgo, Sudáfrica, visitando una preciosa casa donde lo antiguo y lo moderno se mezclan creando ambientes originales y llenos de energía.
La familia Anderson, ha plasmado sus viajes y parte de su vida en esta preciosa casa de los años cincuenta. Donde gracias a una cuidada reforma, han logrado conseguir un sitio perfecto para ellos, sintiéndose representados al 100%.

El baño ha sido otro de los aciertos. Han elegido el blanco y los tonos claros como colores principales pero han roto el aburrimiento con un amarillo atrevido para los azulejos de la zona de la ducha.


Los pequeños detalles, marcan la diferencia. Convertir una casa en un hogar no es una tarea fácil. Pero poco a poco y eligiendo piezas con las que nos sintamos identificados como estas pequeñas figuritas, lo iremos consiguiendo.

De la cocina habría que hablar de todo! Pero no puedo olvidarme de esas preciosas puertas y de lo bien que queda la mesa antigua combinada con una silla tan de moda en la actualidad.

Fuente: House And Leisure
¿Qué os ha parecido?
¿Os gusta la mezcla de estilos?