Un pequeño apartamento con mucho que decir

Está claro que la falta de espacio no está reñida con el buen gusto. 
Cuando el espacio que tenemos es reducido, hay que agudizar el ingenio para no dejar nada atrás. Cada rincón es importante, y todos deben tener su función. 
Cuando descubrí este pequeño apartamento en San Petersburgo de sólo 25 metros cuadrados, y vi lo que el equipo de interioristas de Zukkini había conseguido, me quedé con la boca abierta.
Con lo pequeñito que es, han hecho un espacio con carácter y personalidad, tranquilo gracias a los colores neutros y a la vez alegre gracias a las notas de color. 

Una buena opción, cuando el espacio es tan reducido es compartir un punto de luz. Cuando no necesitemos la lámpara en el salón, podemos moverla para la habitación con facilidad.


Es importante tener muebles que aporten personalidad, pero sin recargar. La opción de una cajonera es perfecta como mueble de televisión, ya que así ganamos en espacio para guardar cosas.

Me ha llamado la atención lo bien que quedan las sillas TERJE de Ikea, además al poder plegarlas con facilidad, son perfectas si necesitamos más espacio.


La cocina es perfecta. Es pequeña, pero muy apañada. Además el blanco impoluto de los muebles combina genial con el papel de flores y el suelo hidráulico. Es una mezcla perfecta!

Lo del espejo similar al reloj y al espejo del post de ayer es pura casualidad. Pero si ya me gustaba el estilo, ahora me gusta más

El recibidor es pequeñito, pero suficiente. 
Además el calzador con el perchero encima, es una opción de 10.
Si se hubiera aprovechado es espacio para hacer un armario cerrado, se hubiera recargado el espacio.

¿Qué os ha parecido?
¿Os gusta el resultado?