12 + 1 errores en decoración que puede que estés cometiendo en tu casa (Primera parte)

El post de hoy es de libro, y es que tenemos que reconocer que casi siempre caemos en los mismos errores en decoración.

La buena noticia, es que después de leer este post (y de completar la información con la segunda parte), podrás mejorar la decoración de tu casa un 200%.

Así que ponte cómoda porque te llevará un ratito, y toma nota.

1. Comprar muebles por impulso y llenar la casa de “trastos”

Por ponerte un ejemplo, te diré que durante el tiempo que estuve viviendo en Madrid, alquilé una habitación en una caja de cerillas (si, no exagero nada de nada).

El sofá casi no cabía en el salón y aunque parezca mentira y a pesar de ser un mini salón, había una mesa de comedor de forja y cristal con sus seis sillas a juego… Estaba pegada a dos de las paredes.. y evidentemente nunca vi a seis personas comiendo en ella y de hecho, dudo que fuera posible.

Nunca le pregunté a la propietaria cómo había llegado ese juego de comedor allí, así que siempre me quedará esa duda.

2. Poner un cuadro pequeño o un cuadro demasiado grande en la pared

Te doy un consejo: Puedes marcar el tamaño del cuadro (o de la composición de cuadros) en la pared con cinta de carrocero o washi tape, que no daña la pared. Así sabrás exactamente como quedará la composición y no meterás la pata.

Además, si cuelgas los cuadros con cuelga fáciles en vez de liarte a hacer agujeros, será  mucho más sencillo rectificar algún agujero si quieres mejorar la composición o hacer algún cambio.

Elegir composición de cuadros

3. Mezclar demasiados colores o hacer un mal uso de ellos

En la variedad está el gusto (o eso dicen), pero a la hora de cargar la casa de colores, esta premisa no nos viene nada bien.

Lo ideal es planificar la paleta de colores que quieres par tu casa (tanto en decoración, como para las paredes) y no salirte de ella. Así sabrás seguro que no meterás la pata.

A pesar de que yo lo apuesto todo al blanco, puedes elegir un color por cada estancia en función del uso que quieras darle. Cada color aporta una sensación diferente, así que elegiremos colores claros para espacios donde necesitemos descansar y colores más vivos (si te gustan), para zonas en las que vayamos a hacer más vida diurna por ejemplo.

Para tomar una decisión sin volverte loca, podrás elegir por:

-Una paleta de color monocromático: utilizando diferentes tonos de un mismo color. Esto creará una sensación de armonía y unidad. Es una opción perfecta por ejemplo para utilizar en habitaciones.

-Una paleta de color de contemporáneos y análogos: los complementarios son los colores opuestos en la rueda de color y se encargan de crear un efecto llamativo (perfectos para la cocina o el cuarto de juegos). Los análogos son colores cercanos en la rueda de color y crean un efecto armonioso (ideales para la biblioteca o el dormitorio).

-Colores neutros: Esta opción es de mis favoritas. Se trata de utilizar tonos neutros para la base de la decoración (las paredes en este caso). Y luego complementarlo con detalles decorativos en color y con diferentes texturas.

-Colores acromáticos: son combinaciones de blanco, negro y gris. Como pueden resultar un poco sosas, lo ideal es añadir detalles de color.

Mal uso del color en decoracion

4. Olvidarte de la iluminación a la hora de decorar

Elige luz blanca de bajo consumo (si, de verdad se nota en la factura). Además, la luz blanca hará que el espacio se vea más grande, luminoso y limpio.

Es muy importante también contar con otros tipos de iluminación para poder jugar con la intensidad de la luz. Así que además de comprar una bonita lámpara de techo, no te olvides de elegir una lámpara de mesa para iluminar un rincón o una lámpara de pie para colocar al lado de sofá para pasar buenos ratos de sofá y libro.

Iluminacion (blancoydemadera)

5. No fijarse solamente en si un mueble es bonito o feo. Es necesario ver más allá.

Céntrate en tus gustos, pero también en tus necesidades. Es obvio que no se necesita la misma capacidad de almacenaje en una casa de 6 personas, en la que además se organizan comidas familiares cada fin de semana, que en un piso de soltero, verdad?

Tu y yo lo sabemos, pero no me equivoco si te digo que muchas veces nos dejamos guiar por el corazón y olvidamos lo que nos está gritando la razón.

Soy partidaria 100% del menos es más, pero también fiel defensora de que cada cosa, necesita un sitio.

Como consejo te diría que vayas poco a poco. La decoración y las prisas, no son buenas consejeras. Cada día que pases en tu nueva casa, descubrirás algo. Ella misma te irá diciendo donde estaría genial que colocaras una estantería, donde poner una silla o donde sobran cajones.

Soluciones de almacenaje (blancoydemadera)

6. No invertir en un “capricho” decorativo.

Los desembolsos económicos duelen a todos (o a casi todos, al menos). Pero te prometo que a la larga, agradecerás haber hecho esta “pequeña” inversión.

Con esto no te estoy recomendando que te gastes 3.000 euros en un sillón (yo no lo haría, al menos). Pero si que te animo a darte un capricho y comprar esa pieza de rastro que te está gritando que la lleves a casa, o a comprarte el cuadro que habías visto el mes pasado y del que todavía no te has podido olvidar.

Esos objetos son únicos y puede que sean la pieza del puzle que le faltaba a tu casa.

Capricho decorativo (blancoydemadera)

7. Bloquear la entrada de luz natural

Tengo que reconocer que hay cosas que todavía me siguen llamando la atención y me chirrían un poco cada vez que las veo.

Te cuento un ejemplo: el piso en el que vivimos ahora mismo tiene una salida al balcón desde el salón. Te parecerá una barbaridad, (o puede que en tu casa esté pasando lo mismo), pero el día que vinimos a verlo, justo delante de la puerta del balcón había un sofá… Evidentemente éste estaba bloqueando el paso para el balcón, pero lo peor, es que también evitaba el paso de la luz natural y hacía que el salón se viera más pequeño y mucho más oscuro de lo que en realidad es.

Un salón pierde muchos puntos sólo por esto, no es ninguna tontería 😀 Si en tu casa está pasando lo mismo te doy varias soluciones:

La primera: corre (si, ve ahora mismo y ya seguirás leyendo esta guía después) y mueve el sofá hasta dar con su sitio ideal, seguro que hay otro rincón en el que encaje.

La segunda: ¿es imposible mover el sofá? ¿No cabe en ningún otro sitio? Es hora de tomar el toro por los cuernos y ponerse manos a la obra, necesitas hacer un cambio de distribución ya mismo. Prometo que ganarás en sensación de amplitud, ganarás luz y ganarás confort y comodidad. Si quieres que yo te ayude, estaré encantada. Sólo tienes que escribirme un email y nos ponemos manos a la obra. De verdad te GARANTIZO que valdrá la pena.

Bloqueo de luz natural (blancoydemadera)

 

Espero que la información del post te hoy te haya sido útil y sobre todo, que pongas estos consejos en práctica.

Ya sabes que estoy al otro lado de la pantalla, puedes ponerte en contacto conmigo a través de email o del formulario de contacto de la web pinchando aquí.

 

Ya está publicada la segunda parte de “12+1 errores en decoración que puede que estés cometiendo en tu casa”. Puedes leerla pinchando aquí.