6 estanterías infantiles preciosas y fáciles de hacer

Empezamos la semana con un poco de inspiración para habitaciones infantiles. Ya sabéis que es una de las parte de la casa que más me gusta decorar y para la que me parece que hay ideas mas divertidas.
La idea de decorar una de las paredes con estanterías “diferentes” me parece perfecta. Es una idea genial para darle un toque de color a la habitación y además nos resultarán muy prácticas para colorar las cositas que nos vayan regalando, los libros o incluso esos zapatos de bebé que nos robaron el corazón.

Hoy os quiero enseñar unas ideas muy sencillas que podemos hacer nosotros mismos (o encargar al carpintero si no somos nada manitas). Son ideas muy económicas que os ayudarán a vestir y completar la habitación de los peques. Espero que os gusten!

Si sois un poco manitas, tanto las casitas de la primera imagen como estos cubos, podéis hacerlos vosotros mismos sin ninguna dificultar y a la medida que más os guste. ¿Os animáis?

Esta es una opción que me gusta un montón. Se pueden pintar de colores como en el ejemplo, o empapelar los fondos con papeles diferentes. En Ikea podéis encontrar unas cajas perfectas para hacer esta estantería.

Estas estanterías con forma de casita que vuelven a estar tan de moda, me recuerdan un montón a mi tía. Ella las hacía para vender hace un montón de años y míralas, aquí están, de moda otra vez! A mi la verdad es que me encantan. Son geniales para variar la decoración rápidamente, sólo tienes que cambiar de orden lo que hayas puesto en los huequitos y listo.

Esta última es la que más se parece a una estantería tradicional. También es muy fácil de hacer. Sólo se necesitan unas tablas de la medida que más nos guste, una cuerda resistente y unas alcayatas para fijarla a la pared. (Podéis sustituir la cuerda por ángulos o por un cable gordito, imaginación al poder!).
¿Qué os parecen?
¿Echáis de menos algún tipo de estantería infantil?