Diy: alfombra con pompones

Cuando encontré en Pinterest esta alfombra, supe que algún día la tendría que hacer. Me encanta hacer pompones, aunque algunas veces no me salen bien, o me llevan más tiempo del que debieran y me desespero un poco, pero el resultado vale la pena y es que, ¿a quién no le gusta un pompón?
La idea es muy sencilla, se trata de ir haciendo pompones de diferentes tamaños (mucho más fácil que intentar hacerlos todos iguales…), utilizando los restos de lana que nos hayan sobrado de otros proyectos. Podemos hacer nuestra alfombra tan grande como queramos, pero tenéis que saber que aunque es un proyecto sencillo se necesita paciencia y baste lana. Para esta alfombra, han utilizado unos 50 pompones y eso que es más bien de tamaño pequeño.

¿Empezamos?
Materiales:
  • Tijeras
  • Restos de lanas de los colores que hayamos elegido
  • Dos tubos de papel higiénico
  • Una rejilla de alfombra antideslizante del tamaño del que queramos nuestra alfombra
  • Una aguja

Los pasos son muy sencillos. Se trata de ir enrollando el hilo alrededor de los dos tubos de cartón. Al principio nuestros tubos no estarán aplastados y los pompones saldrán más grandes, pero luego se irán aplastando. Yo recomiendo ir intercalando el color de la lana para que tengamos pompones de diferentes tamaños y colores. Si vemos que los tubos se nos han espachurrado mucho y los pompones nos salen muy pequeños, podemos coger unos nuevos.

 

Cuando hayamos terminado el pompón, pasamos otro trozo de lana por el medio de los tubos. Apretamos bien y hacemos un nudo fuerte.

Sacamos el pompón con cuidado y repasamos el nudo. Dejamos el sobrante (no lo cortamos) porque nos servirá para unirlos a la rejilla.

Con cuidado, vamos dándole forma redonda al pompón.

 

Una vez que tengamos los pompones suficientes, toca coser! Utilizando los sobrantes de hilo que utilizamos para unir y asegurar el pompón, anudamos éstos a la rejilla que nos servirá de guía para nuestra alfombra.
En este caso han elegido un diseño rectangular, pero podemos darle la forma que más nos guste. Redonda también quedaría genial, y en forma de nube, super original!

Y este es el resultado! Es perfecta para que jueguen los niños porque es muy mullidita. Además la podemos hacer a nuestro antojo, y no hay nada mejor que eso!

 

Fuente: Say Yes


¿Os gustan los pompones?
¿Os animáis a hacer una alfombra con ellos?