Consejos para pintar una fachada

Hace un tiempo te enseñé como había quedado la casa de mi madre cuando colocamos el césped artificial en el jardín (si no lo has visto, puedes verla pinchando aquí). La casa tubo un cambio tremendo, el verde del césped la hizo mucho más alegre, más completa, más bonita… no hay color (y nunca mejor dicho :D).

Pero todavía teníamos pendiente pintar la fachada para que el exterior estuviera al 100% y en el post de hoy, además del antes y después, te doy algunos consejos para pintar una fachada y no morir en el intento.

Antes de ponerte manos a la obra necesitarás:

  • Un rodillo de pelo grande
  • Un rodillo de pelo pequeño
  • Una brocha
  • Un mango extensible

Ahora vamos con los consejos.

Consejo número uno.

Lo primero será planificar el proyecto. Parece algo muy obvio, pero si tu fachada es grande, puede que necesites varios días de trabajo y si empiezas a pintarla el domingo y no vas a volver a poder ponerte manos a la obra hasta el próximo fin de semana, la casa te quedará “empantonada” varios días y eso no le gusta a nadie… Además puede que el tiempo cambie y se ponga a llover y que no puedas continuar con tu trabajo.

Consejo número dos.

Es importante contar con herramientas y productos de calidad. Yo te recomiendo no ahorrar en la pintura y buscar una marca de confianza.

En este caso, nosotros trabajamos con pinturas Jotun y el resultado fue el esperado, así que anímate a probar sus imprimaciones y pinturas cuando porque no te van a defraudar.

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Consejo número tres.

Toca meterse en faena. Antes de empezar a pintar es importante que la fachada esté limpia. Nosotros teníamos varias telas de araña y mucho polvo por la cenefa de piedra. Si hubiéramos pintado son limpiarla, toda esta porquería se hubiera quedado pegada a la pintura.

Es importante también limpiar la pared de la fachada con una hidrolimpiadora. Además si tienes humedades o grietas, tendrás que solucionar estos “problemas” antes de empezar a pintar.

Consejo número cuatro.

Cuando la fachada esté bien limpia, podrás empezar a tapar todo lo que no quieras que se manche.

Nosotros utilizamos plásticos para tapar las ventanas, papel para tapar la barandilla y cinta de carrocero para las lámparas (otra opción sería quitarlas).

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Consejo número cinco.

Es el momento de ponerse a pintar.

Lo primero es aplicar una cada de imprimación. Esto ayuda a fijar la pintura y tapa y sella los poros de la pared. Este paso es muy importante para conseguir un resultado perfecto, no vale saltárselo!

Con ayuda del rodillo pequeño y de la brocha, comienza a recortar los bordes. Después podrás utilizar el rodillo grande de pelo, ayudándote con el mango si es necesario para terminar todo el trabajo.

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

En las dos fotos siguientes, se ve como seguíamos quitando telas de araña con la escoba. Si es que quitabas una, y aparecían cuatro! 😀

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

 

Consejo número seis.

Cuando la imprimación esté bien seca, comenzamos a aplicar la pintura.

El procedimiento es el mismo que hemos hecho en el paso anterior. Recuerda, lo primero será recortar con la brocha y después podremos pintar con el rodillo el resto de la pared.

 

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Arriba tienes una foto del antes y abajo una del después, con la imprimación y la pintura ya dadas. Hay diferencia, verdad? Es un verde muy claro, pero creo que ha quedado muy bien.

Al ser un tono bastante neutro, no le resta protagonismo a la piedra.

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Pintando la fachada con Jotun (@blancoydemadera) (1)

Espero que te hay gustado el cambio y sobre todo, que los consejos par pintar te hayan sido útiles.

Ya ves que es un trabajo agradecido (el antes y después habla por si solo). Pero no te voy a mentir, es un trabajo que cansa, necesitas muchas horas y no se puede pintar de cualquier manera si lo que quieres es conseguir un buen resultado. Pero aun así, vale la pena intentarlo y sino, siempre podemos llamar a un profesional que nos eche una mano.

 

Puedes ver toda la gama de productos y la carta de color de pinturas Jotun en su web: https://www.jotun.com/es/es/b2c.