Muebles 100% renovados con pintura y buen gusto

Hay una frase con la que no puedo estar más de acuerdo y es que es verdad eso de que “todo depende del color del cristal con el que se mire”.
¿Qué a que viene esto ahora? Pues es que cuando alguien me dice que quiere deshacerse de algún mueble u objeto que aparentemente está en buen estado, sin pensarlo, salta una alarma dentro de mi, que a su vez, activa mi cerebro y éste, inmediatamente se pone a pensar él solito ideas y formas de devolverle la vida a ese mueble que ya nadie quiere. 
Es verdad que no siempre es fácil ver o imaginar un cambio, sobre todo si llevamos muchos años conviviendo con ese objeto ya que al final, estamos tan acostumbrados a verlo siempre así, que nos cuesta imaginarlo diferente y es casi imposible dar con alguna idea que nos guste y que podría darle ese toque renovado que está pidiendo a gritos.
Además muchas veces tenemos miedo porque no sabemos si el resultado que queremos, será el que conseguiremos y nos echa para atrás meter la pata por aquella otra típica frase de “es peor el remedio que la enfermedad”.

Cuando nos pasa esto de estar completamente bloqueados tenemos varias opciones. Si conocemos a alguien a quien no se le acaben las ideas fácilmente y que le gusten este tipo de retos, lo primero será llamarle e invitarle a un café! 😀 Además, una idea genial es pasarse por Pinterest, seguro que encontramos un montón de inspiración que nos ayuda a ir abriendo la mente poco a poco hasta dar con la idea perfecta.
Después de toda esta gran introducción… os dejo con las fotos de algunos muebles clásicos que han caído en buenas manos y están 100% renovados. Os dejo debajo de cada imagen un enlace que os llevará (en alguno de ellos) a los blogs donde los he visto. El antes y el después de alguno de ellos es genial!
Espero que os sirvan de inspiración y si tenéis algún mueble en casa que ya no os encaje, del que os hayáis aburrido o que simplemente queráis cambiar, no os desaniméis, seguro que os queda genial y si no, pues se vuelve a cambiar y listo!

¿Qué os parecen estos ejemplos?
¿Os gusta la idea de darle una nueva vida a los muebles?