Una cafetería muy personal

Me encantaría que donde vivo, hubiera sitios tan especiales como este. Está claro que para gustos, están los colores, pero a mi esta pequeña cafetería me parece preciosa y súper acogedora.

Aunque no he conseguido encontrar más fotos que estas poquitas, nos bastan para conocer algunos de sus rincones y ver las cosas tan ricas que sirven.
Sobre todo, me quedo con la entrada, la idea de tener toda la pared de pizarra, me parece perfecta para ir cambiando la decoración, poner anuncios y ofertas para los clientes.. además le da un punto muy divertido. Además, la terraza no pasa desapercibida, además de ser lo primero que vemos, junto con la fachada, me encantan los sofás echos con madera, son perfectos para el exterior. Quizá, si tengo que ponerme puntillosa, yo hubiera elegido unas mesas para la terraza un pelín más altas, porque al final estas tan bajitas, se hacen incómodas para coger y dejar la bebida.
La pared del fondo, repleta de estanterías llenas de cuadros. y las amplias mesas del interior, invitan a charlar durante horas y porque no, a trabajar cómodamente en compañía de un café o un zumito refrescante.
¿Os venís con nosotros?

¿Os venís a tomar un café?