Un pequeño apartamento con una gran terraza

Estos días hemos tenido una pequeña tregua en forma de sol en Galicia, pero creo que se ya terminó lo que se daba, porque hoy han vuelto a visitarnos las nubes y la lluvia… 

Aun así, no nos vamos a quejar y vamos a pensar que en unos días estaremos metidos de lleno en la primavera y que poco a poco los días serán más largos y el sol se volverá menos tímido (¡Que ganitas tengo ya!).
Para ir haciéndonos la boca agua, os quiero enseñar un apartamento que tiene una terraza con más metros cuadrados, que el propio piso en si. En total hacen un espacio de casi 100 metros, así que si os gusta la vida exterior tanto como la interior, creo que estaríais muy a gusto en una vivienda así.
Como tiene la habitación separada del salón y la cocina, creo que me adaptaría perfectamente a vivir en un espacio como este. Ya me veo haciendo barbacoas en esa terraza los fines de semana!
Lo único malo, por sacarle algún pero, es que apenas hay privacidad en la zona exterior, y a no ser que tengas un toldo, es mejor que te lleves bien con todos los vecinos y que no tengas nada que esconder 😀
 La zona de salón comparte espacio con el comedor, así que para no cargar el espacio, se han decidido sólo por los muebles básicos. El apartamento (como no), está todo pintado en blanco, sin embargo el toque de negro está muy presente en elementos como el sillón y la butaca y gran parte de la cocina. Así se consigue contraste y un punto de atención diferente al tamaño.

Seguro que ya sabéis lo que os voy a decir, adiós alfombra ya! Además de que no hace falta porque ese suelo es precioso y en la cocina es un engorro, no soy nada partidaria de las alfombras de piel y menos las que como esta, tienen forma animal. 

Ya que la habitación no tiene ventanas, han decidido abrir un hueco a la cocina para recibir luz natural y poder ventilar. Todo un acierto!
Además, el papel de pared de uno de los laterales continúa con el contraste entre colores claros y oscuros y aporta profundidad a la habitación. Es verdad que yo no hubiera elegido ese motivo porque me parece que carga un poco el espacio, pero aun así, coincido en que han conseguido su propósito. 
Y ahora vamos a lo importante, a la reina de la casa, nos vamos a la terraza! Han separado el espacio en varias zonas, una más pequeña para un café o una cena rápida y otra con sillones más grandes para reunirse con amigos, leer o tomar el sol.

Fuente: Planete Deco
¿Qué os parece?
¿Os gustan las terrazas así de grandes?