La oficina Blanco y de madera

Hace unas semanas, te enseñé en este post cómo preparé el proyecto para decorar mi zona de trabajo.

El él, además de enseñarte de forma muy básica como me organizo para empezar un proyecto, te dejé el detalle de todo el mobiliario que elegí para mi nueva zona de oficina en casa.

Tenía muy claro que necesitaba dos espacios diferentes. Uno de almacenaje y otro de preparación de pedidos o para trabajar con el ordenador en caso de ser necesario.

Lo más importante de este proyecto, era que esta zona fuera de fácil mantenimiento. Es decir, necesitaba un espacio que se viera ordenado y limpio y que aunque lo fuera, no pareciera un almacén. ¿Parece complicado, verdad?

En un primer momento creí que lo más práctico sería comprar las típicas estanterías metálicas (o de madera), pero sabía que con estas piezas, me sería muy complicado darle a este espacio esa sensación de “no almacén” y de calidez que quería conseguir.

Así que eché un vistazo a la web de Leroy Merlin para ver todas las opciones de almacenaje y di con la clave cuando encontré las estanterías PREKIT en roble.

Evidentemente, estas estanterías de madera, no son válidas para almacenar cualquier tipo de mercancía.

Si tienes una tienda de pinturas o de herramientas olvídalas :D. Pero en mi caso, la mercancía que yo almaceno es “bonita”. La mayoría está guardada en cajas de cartón y toda está muy limpia, así que la opción de estas estanterías me pareció muy adecuada.

Para la parte baja además, decidí añadirles unos cajones. De esta forma, puedo almacenar papeles de envolver, cintas, mercancía pequeñita… y al estar tapado, queda más protegido del polvo y suciedad en general.

La zona de trabajo (donde preparo los pedidos con todo mi cariño), está compuesta por dos caballetes y un tablero grande de madera.

Esta es la opción más práctica si estás buscando una mesa de trabajo sencilla y con gran capacidad.

Además, la estantería auxiliar con cajones verdes, me resulta muy útil para guardar facturas, catálogos, notas o pequeños objetos de papelería.

Este rinconcito con las cajas de madera es súper útil.

Estas cajas son apilables y me encantan porque dan mucho juego a la hora de almacenar productos más pequeños o botes de pintura por ejemplo.

Tengo pendiente hacerles un diy. Estoy pensando en pintar un lateral hasta media altura por ejemplo con pintura de pizarra, qué te parece la idea?

Quería enseñarte en detalle como quedan estos sujetalibros con forma de montañas. Son piezas echas a mano en madera de pino por unas de nuestras manos mágicas con las que colaboramos.

Ya ves que son perfectas tanto para espacios infantiles, como para zonas de trabajo. Creo que los detalles hechos a mano es lo que aportan esa sensación de calidez y sobre todo, le dan ese toque diferente al espacio.

Te dejo el enlace a la tienda para que puedas verlas en detalle. Son preciosas! (Puedes verlas pinchando aquí).

 

En la foto de abajo te enseño las estanterías donde tengo algunos de los productos. Los más grandes no son tan “bonitos de enseñar”, así que no están ahí 😀

Además, te cuento un secreto. Para que se viera un pelín más organizado, vacié medio almacén para dejarlo algo más decente. El día a día de estas estanterías en un poco más caótico, para que lo vamos a negar, pero para las fotos, no quedaba bien!

La alfombra para mi, es la pieza clave de la decoración. No se me había pasado por la cabeza poner una alfombra en esta zona (una alfombra en una zona de trabajo/almacén, estamos locos?).

La había pedido para el salón porque me combinada genial con la pared verde de la zona del comedor. Pero cuando la vi, me hizo un click la cabeza que me dijo, oye, es la alfombra perfecta para la oficina! Y toda la razón!

He visto este espacio con y sin alfombra y de verdad que parece otro.

 

En la foto de abajo, se ven mejor los cajones de los que os hablaba. Creo que le dan un toque diferente a las estanterías y rompen un poco con el “desorden” de las cajas.

Además son súper útiles para esconder todas esas cosas que a la vista quedan un poco más locas. ¿Te gustan?

Si te ha gustado saber un poquito más sobre nosotros, seguro que te apetece ver el post con el antes y el después de nuestro salón, el de nuestra habitación o el de la habitación de Teo.

Espero de verdad que te haya gustado mi zona de trabajo.

Yo estoy encantada. Es un subidón abrir la puerta cada mañana y verlo todo tan “en su sitio”.

Creo que hemos acertado eligiendo este tipo de muebles un poco menos tradicionales de almacén.

¿Cómo lo ves, crees que hemos conseguido esa sensación de orden y calidez que pretendíamos?